En el artículo anterior describí qué es una adicción, sus diferentes manifestaciones, y finalicé describiendo la adicción sexual. Hoy veremos algunos tips que te puedan permitir concluir si vives con un adicto sexual.

Entremos en materia…

A pesar de que los adictos al sexo procuran ocultar su comportamiento, frecuentemente exhiben algunos síntomas fáciles de observar. Si tu pareja u otra persona que conoces manifiestan estos síntomas, tal vez necesite ayuda y posiblemente no tenga las fuerzas ni los medios para solicitarla. Debido principalmente a la falta de comprensión del problema, muchos adictos nunca se atreverán a pedir ayuda así la estén necesitando desesperadamente.

 PRIMER TIP – PREOCUPACIÓN CON LA CONDUCTA SEXUAL

El adicto sexual permanece muy interesado en sus fantasías sexuales; así que dedica mucho tiempo a este interés y puede llegar al punto en que sus pensamientos y actividades sexuales terminen dominando su vida.

Hay diversas maneras de observar este síntoma:

– ¿Hay pornografía presente?
– ¿Le interesan los videos sexualmente explícitos?
– ¿Deja videos pornográficos tirados por ahí?
– ¿Se fija o señala lugares relacionados con actividad sexual como librerías, salones de masajes, bares con strip-tease?
– ¿Mira de reojo a mujeres atractivas?
– ¿Pareciera que su conversación se centra siempre en temas sexuales?
– ¿Te solicita constantemente tener sexo o no desea tener sexo nunca?
– ¿Se queja porque no tienen demasiadas relaciones sexuales o pide prácticas sexuales que no te agradan?

Dicho de otra manera, las personas que viven con un adicto sexual, a pesar que no entienden cual es el problema, sí pueden sentir una atmósfera cargada de temas sexuales y pueden intuir que algo no está bien.

SEGUNDO TIP – PATRONES PROGRESIVOS DE ACTIVIDAD SEXUAL

Como todas las adicciones, la sexual es una enfermedad degenerativa. Esto quiere decir que la frecuencia o grado de la actividad aumenta con el transcurso del tiempo.

Quizás sea más fácil entender este concepto considerando a un alcohólico. Al principio, una cerveza fue suficiente pero llegó el momento que necesitó dos para experimentar la sensación que estaba buscando. Después necesitó tres, luego cuatro. Este proceso se llama tolerancia y ocurre en todas las adicciones.

En el caso de los adictos sexuales, en las primeras etapas pueden leer las críticas de las películas para determinar cuáles tienen escenas sexuales. Luego pasan a alquilar este tipo de películas eróticas. A continuación pasan a ver películas pornográficas, justificándose pues mucha gente las ve, y de ahí pasan a frecuentar lugares más peligrosos para encontrar pornografía más fuerte.

Continuemos con más tips en la tercera parte…

Lectura recomendada: ¡HAY ESPERANZA!